LOADING...
06 Nov

Como Combatir el Cansancio y el Agotamiento

En estos días, este es un tema importante que puede ocasionar estrés, malas relaciones en la pareja y familia, ambientes laborales tóxicos y pare de contar, y tiene un nombre “El AGOTAMIENTO”. Ese es el mal de este mundo moderno, en donde nuestros estilos de vidas son tan convulsionados que hasta perdemos la noción del tiempo.

¿Pero que es lo que causa este síndrome para llamarlo de alguna manera? Principalmente, lo causa el exceso de trabajo, en algunos casos algunos trabajadores laboran hasta 60 ó 80 horas semanales, debido a la situación económica, algunas compañías les exigen a sus empleados trabajar más horas, por eso el agotamiento laboral va mas allá del estrés que se vive en el día a día en el trabajo. La persona que lo sufre siempre está cansada, se siente frustrada, pierde motivación por su empleo y se vuelve menos productiva; otro factor importante lo encontramos en la tecnología, que esta borrando la línea que separa el trabajo de la vida personal, pues ahora los empleados (Gerentes medios y alta Gerencia) son más fáciles de localizar.

En algunas ocasiones, hasta uno mismo puede ser causante, de este agotamiento. En búsqueda de hacer carrera en las organizaciones y ganar más dinero, hay personas que aceptan más responsabilidades que las pueden manejar; pero lo único que logran es sobrecargarse de actividades y terminan como dice el término “quemados” en sus puestos.
Si te sientes identificado, en algunos de los casos mencionados anteriormente y piensas que no hay una salida, déjame decirte que si existen y hablaremos de cuatro de ellas.

1.- Define tus Prioridades.

¿Qué es lo más importante para ti? Para muchas personas (hasta me incluyo), la familia y la salud se encuentran entre nuestras principales prioridades. Entonces estas son las cosas que se van a perjudicar si te quemas en tu empleo.

Por eso se hace necesario, tener clara nuestras prioridades; de esa manera se estará mejor preparado para tomar decisiones difíciles y negociar.

Pongamos como ejemplo, que te des cuenta que tu trabajo te está agotando, pero crees que no puedes renunciar porque necesitas su sueldo o trabajar menos horas. Y es cierto que todo necesitamos dinero pero debemos de preguntarnos ¿cuánto necesitamos en realidad? Y muy importante ¿que estamos dispuestos a arriesgar para conseguirlo?

Lo más seguro, es que las prioridades de la empresa son diferentes a las tuyas. Para muchos, el trabajo es lo más importante, pero tú no tienes por qué pensar lo mismo.

2.- Haz tu vida más simple.

Si quieres disminuir el estrés y tener más tiempo para lo que consideres importante, piensa en trabajar menos o en pedirle a tu jefe que te quite un poco de trabajo. Después de esto lo más probable es que no haya otra opción que cambiar de empleo, pero sea cual sea tu decisión tendrás que hacer cambio en tu estilo de vida y presupuesto. Pero no creas que es imposible; tal vez sea más fácil de lo que parece.

Todos sabemos, que vivimos en una sociedad consumista, que nos vende la idea de que la felicidad va de la mano de cuánto ganamos y cuánto podamos comprar; y eso no es cierto. Y aclaro no estoy diciendo que el dinero sea malo, porque no lo es, es muy importante ya que no permite conseguir cosas para vivir mejor; pero llevar una vida sencilla da más libertad y nos hace más felices. Sin embargo para lograr ese cambio se necesita una preparación.

Comienza por reducir tus gastos, empieza un plan de ahorro e inversión y reduce tus deudas al máximo y explícale a tu familia, porque necesitan hacer cambios y el tiempo que durara, consigue su apoyo y ayuda profesional mediante un asesor financiero ó un coach.

3.- Aprende a decir que NO.

Si te sientes sobrecargado o presentas algún problema con tu trabajo, habla con tu jefe, si es posible presenta soluciones que sean beneficiosas para ambos. Con esto le demuestras que estás comprometido con tu trabajo y organización; plantea que cosas estaría dispuesto hacer y cuáles no; habla con claridad, firmeza y seguridad.

Se realista y precavido, debido a que si le pide a su jefe que le quite responsabilidades, el puede amenazarlo con despedirlo o bajarle su salario, por lo que es bueno tener una respuesta preparada. Recuerde es más fácil conseguir un trabajo mientras continua empleado.

Si consigue un acuerdo, cumpla con su parte, debido a que si con el tiempo, él quisiera aumentar su trabajo y responsabilidades, usted estará en mejor posición de recordarle el convenio acordado.

4.- Renueva tus Energías.

A pesar de que no tengas ningún problema en tu trabajo, siempre habrá ocasiones en que nos enfrentamos con el estrés, personas difíciles, y situaciones no muy agradables. Por eso es importante que tengas tiempo para descansar y divertirse, y no tienes que gastar mucho para disfrutar de un momento especial junto a tu familia, amigos, y otros.

Planifica y haz actividades fuera del trabajo, consigue nuevas amistades y evita el error de medir su valor por el tipo y cantidad de trabajo que realiza. Como dice Joe Dominguez y Vicki Robin, en su libro “La Bolsa o la Vida”, uno vale mucho más que su empleo. Ten en mente que si tu autoestima está en manos principalmente de tu trabajo, será más difícil ver este último aspecto en justa medida.

Entonces dime ¿es posible hacer los cambios precisos para luchar contra el agotamiento? Claro que si es posible, recuerda esto “La empresa más importante es uno mismo” si tu no lo cuidas quien lo va hacer.

Espero que estos consejos te sirvan, y comiences a revisarte en el plano personal y profesional para ponerlos en práctica.

Tu amigo.
Ronny Flores / Mentoring de Negocios.