LOADING...
15 Dic

Cómo medir el éxito del año

Cuando llega esta época decembrina, es normal que todos hagamos un balance personal para saber cómo nos fue durante el año. Ya han pasado casi 12 largos meses desde las metas que nos propusimos al comienzo de este año y queremos conocer cómo nos fue. En lo personal me parece una buena práctica y creo que no hay que olvidarla.

Dime, ¿qué te parece si haces lo mismo con tu negocio? si haces un balance sobre qué metas tenías al comienzo del año, qué retos han aparecido a lo largo de estos meses y qué has logrado? Si no sabes cómo hacer que tu “balance” anual para ti y tu negocio, de modo que te ayude a plantear las metas para el 2015, aquí tienes una muy buena guía para hacerlo:

1 – ¿Qué esperabas para este año? ¿Qué metas querías lograr? A todos nos cuesta ir hacia atrás (más de 3 meses ya es un gran esfuerzo) y pensar en las cosas que queríamos hacer este año. Pero es importante que no pienses en la persona que eres hoy, sino que uses como inicio a la persona que eras hace 12 meses atrás. Eso es un gran cambio para ti.

2 – ¿Qué cosas has logrado en este año, y de cuales te sientes orgulloso? La mayoría de las veces pensamos en las cosas que hemos conseguido como simples acciones, y pensamos cuánto nos han costado y lo mucho que nos enorgullece.

3 – ¿Por qué cosas, de este año que está terminando estás agradecido? En días pasados, estuve en un seminario, en donde aprendimos que la gratitud, es un excelente ejercicio no sólo para dar más valor a lo que tenemos, sino para poner nuestra mente y actitud en positivo. Una vez que empieces a dar gracias, comenzarás a sentir que tienes muchas cosas por las cuales estar agradecido y verás cómo tu mente comienza a enfocarse en lo positivo.

4 – ¿Cuáles son tus errores cometidos y qué has aprendido? Nadie se escapa de cometer errores, porque es parte de nuestra naturaleza. Pero no lo sientas como un “FRACASO” o un problema a resolver, debes pensar que todo es un proceso de aprendizaje y puedas sacar lo que has aprendido del mismo y qué se ha grabado en tu mente.

5 – ¿Qué cosas han funcionado en tu vida, en tu negocio y quieres que sigan el próximo año? Un descubrimiento de este tipo ayuda a darnos cuenta que una experiencia difícil vivida durante el año, son los cimientos para construir algo futuro. Durante todo el año vamos confirmando cosas que se unen con nuestra concepción de lo que somos, y queremos hacer, eso es muy importante que estén identificados y así poder continuar con ellas.

6 – ¿Cuáles son las cosas que no te han funcionado y estás dispuesto a cambiar, y/o dejar de hacer? Como en el punto anterior, descubrir que algo ya no funciona más, para nosotros es una revelación y hasta puede quitarnos un peso. ¿Por qué tener objetivos sólo porque “deberías lograr” esto o aquello? ¿Quién te lo ordena? No solo se trata de planes o acciones que en teoría deberían funcionar para nosotros y al final de todo, te das cuenta que no es así.

7 – Si pudieras ir a través del tiempo y lograras tener frente a ti a tu YO de hace 12 meses atrás, ¿qué consejo le darías? A título personal, es la más importante. Porque esas “palabras” que te dirías se transformarían en el gran consejo, es el mayor aprendizaje que has tenido en estos meses, y lo mejor que puedes hacer, luego de descubrirlo, es comenzar el 2015 desde ese punto.

Así que como has visto, realizar tu balance de metas personales y de tu negocio, no es tan difícil como pensabas, es el resultado de tus experiencias y cómo durante todo este tiempo has trabajado para lograrlas.

Escrito por Ronny Flores / Mentoring de Negocios.